LUTO EN EL HIPÓDROMO ESPAÑOL POR EL FALLECIMIENTO DE ROMÁN MARTÍN

21/06/2017

El Hipódromo español está de luto por el fallecimiento en Madrid, este 21 de junio de 2017, del mítico jockey y entrenador Román Martín Sánchez (Los Navalmorales, Toledo, 4 de abril de 1941), a los 76 años de edad.

Justo el día que cumplió 14 años, y de la mano del preparador Federico García como tutor, Román Martín presentó en la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España la documentación para obtener la licencia de aprendiz. En ese momento nadie podía pensar que estaba empezando la carrera de uno de los más grandes de este deporte en España, que en el año en que colgó la fusta (1982), había conseguido prácticamente todos los grandes premios del calendario, entre ellos seis veces el Gran Premio de Madrid, y se había proclamado en diez ocasiones campeón de jockeys de España.

Román Martín montó para casi todas las mejores cuadras del país, como Beamonte, Villapadierna o Mendoza en su última etapa, y protagonizó momentos que los aficionados recuerdan de forma permanente en todas las tertulias, como la recta que empujó a Rheffíssimo a batir en la Copa de Oro de 1976 al inglés Red Regent, que fue calificada de “portentosa” por el propio conde de Villapadierna.

Se le reconoció siempre por su ansia de victoria, por ser un ganador nato que afrontaba cada monta con una gran ilusión y no daba por perdido nada. Daba igual que montara al caballo con menos posibilidades de la carrera que lo hacía con la mente puesta en ganar. El propio Villapadierna (del que decía que era “el propietario que más sabía de caballos de cuantos había conocido”), el preparador Jesús Méndez o su gran amigo y principal rival en las pistas, Claudio Carudel, fueron algunas de las personas que más marcaron su trayectoria como jinete. Entre los caballos, hay que citar al menos a Nertal (de Beamonte, con el que ganó su primer Gran Premio de Madrid en 1962), al propio Rheffíssimo y a El País, entre muchísimo grandes ejemplares a los que tuvo el acierto de conducir.

Tras su retirada se convirtió en uno de los preparadores más importantes de España, ganando también muchas de las carreras más prestigiosas del país, con caballos tan importantes, entre otros, como MadrileñoJafar o King of Cry. En la actualidad, se le homenajea cada año con el Gran Premio Román Martín (Categoría A), reservado a las hembras en 1.600 metros y que se disputa en otoño en La Zarzuela.

Desde HZ queremos enviar nuestro más sincero pésame a familiares y amigos. Los restos mortales del genial jockey y preparador han sido trasladados al tanatorio de Las Rozas. En la jornada del próximo domingo, 25 de junio, todos los jinetes lucirán brazaletes negros en señal de duelo en la cuarta carrera y los que lo deseen podrán portarlos en el resto de carreras.

Descanse en paz.